Datos personales

Mi foto
¿Quién soy? Pues lo comprobaras en el blog... ¡Soy tantas cosas!

domingo, 30 de octubre de 2011


Necesito un cambio en mi vida, un cambio radical. Mi estilo de vida no da para más.

jueves, 27 de octubre de 2011

Si te sirve de algo, nunca es demasiado tarde o, en mi caso, demasiado pronto para ser quien quieres ser. No hay límite en el tiempo. Empieza cuando quieras. Puedes cambiar o no hacerlo. No hay normas al respecto. De todo podemos sacar una lectura positiva o negativa. Espero que tú saques la positiva. Espero que veas cosas que te sorprendan. Espero que sientas cosas que nunca hayas sentido. Espero que conozcas a personas con otro punto de vista. Espero que vivas una vida de la que te sientas orgullosa. Y si ves que no es así, espero que tengas la fortaleza para empezar de nuevo. 

lunes, 24 de octubre de 2011



Soy egoísta, impaciente y un poco insegura. Siempre quiero tener la razón en todo. Cometo errores, pierdo el control y a veces, soy demasiado complicada. Pero si no puedes lidiar conmigo en mi peor momento, definitivamente no me mereces en el mejor.

viernes, 21 de octubre de 2011








Si no perseguis lo que queres, nunca lo vas a tener. Si no preguntas, la respuesta siempre va a ser no. Si no aspiras a ir más lejos, te vas a quedar a la mitad del camino. Siempre igual, ¿no lo ves? Si no arriesgas, no ganas...

martes, 18 de octubre de 2011




- Vivo en Londres, una ciudad vibrante e histórica en la cual me encanta vivir. Tú vives en Nueva York, la cual es muy sobre valorada.
- ¿ Perdón?
- Pero como el Océano Atlántico es demasiado ancho para cruzarlo todos los días nadando, en barco o en avión, sugiero un cara o cruz. 
- ¿Qué estas diciendo?
- Y si esos términos no son aceptables, será un placer dejar Londres, si tú me estas esperando allá. Por qué la verdad es Sophie que estoy loca, profunda y apasionadamente enamorado de ti.

domingo, 16 de octubre de 2011



I'm so tired of being here
Suppressed by all my childish fears
And if you have to leave
I wish that you would just leave
Cause your presence still lingers here
And it won't leave me alone

These wounds won't seem to heal
This pain is just too real
There's just too much that time can not erase

When you cried, I'd wipe away all of your tears
When you'd scream, I'd fight away all of your fears
And I held your hand through all of these years
But you still have all of me

You used to captivate me by your resonating light
Now I'm bound by the life you left behind
Your face it haunts my once pleasant dreams
Your voice it chased away all the sanity in me

These wounds won't seem to heal
This pain is just too real
There's just too much that time can not erase

When you cried, I'd wipe away all of your tears
When you'd scream, I'd fight away all of your fears
And I held your hand through all of these years
But you still have all of me

I've tried so hard to tell myself that you're gone
But though you're still with me
I've been alone all along

When you cried, I'd wipe away all of your tears
When you'd scream, I'd fight away all of your fears
I held your hand through all of these years
But you still have all of me.

jueves, 13 de octubre de 2011


A las niñas les enseñan muchas cosas. Si un niño te pega, le gustas. Nunca trates de emparejarte los flecos. Y un día conocerás a un hombre maravilloso y tendrás tu final feliz. Cada película que vemos y cada historia que nos cuentan, nos imploran que esperemos el giro del tercer acto: La declaración inesperada de amor. La excepción a la regla. A veces nos concentramos tanto en el final feliz que no aprendemos a interpretar las señales, a diferenciar entre los que nos quieren y los que no… Entre los que se van a quedar y se van a ir. Y quizá el final feliz no incluye un tipo maravilloso: quizá el final eres tú, sola recogiendo los pedazos y volviendo a empezar. Liberándote para encontrar algo mejor en el futuro. Quizá el final feliz solo consiste en seguir. O quizá este es el final feliz: Saber que a pesar de todas las llamadas y corazones rotos, a pesar de todos los errores y las señales malinterpretadas, a pesar de todo el dolor y la vergüenza, tú nunca, nunca perdiste las esperanzas.

sábado, 8 de octubre de 2011

Si Dios te trajo a la vida es para ser parte de la mía, si no estamos juntos me siento vacía.

miércoles, 5 de octubre de 2011

-- Grítame.
-- ¿Qué?
-- Lo 
que has oído, grítame, fuerte, muy fuerte. Grítame todo lo que no quiero oír, todos mis defectos, las cosas que no soportas de mí. Échame en cara, todas y cada una de las veces que te hice sentir mal, que te decepcioné, que te hice pensar eso de "pensaba que eras diferente". Enfádate conmigo. Dime todo eso que la gente no le dice a los demás, dime lo que verdaderamente piensas de mí. Pero después de eso, hazme un favor, solo uno. Dime que me quisiste, que en algún tiempo o lugar, lo haz hecho.

domingo, 2 de octubre de 2011

-- ¿Te quedarías conmigo?
-- 
¿Quedarme contigo? ¿Para qué? Míranos, ya estamos peleando.
-- Pues, 
 eso es lo que hacemos. Pelear. Tú me dices cuando soy un hijo de puta arrogante y yo te digo cuando eres una pesada insoportable. Lo cual eres, 99% del tiempo. No me importa lastimarte. Me lo devuelves al instante y regresas a hacer la misma cagada.
-- E
ntonces ¿qué?
-- A
sí que no será fácil, será difícil. Y tendremos que ponerle ganas cada día, pero quiero hacerlo porque te quiero. Quiero todo de ti, para siempre, tú y yo. Cada día. ¿Harás algo por mí? Por favor imagina tu vida. 30 años desde hoy. 40 años desde hoy. ¿Cómo se ve? Si es ese tipo pues vete, ¡vete! Te perdí una vez, creo que podría hacerlo de nuevo, si supiera que es lo que realmente quieres. Pero no tomes el camino más fácil.
-- ¿
Cuál? No hay manera fácil, no importa lo que haga, alguien se lastima.
-- D
eja de pensar en lo que quiere todo el mundo. Deja de pensar en lo que quiero yo. En lo que quiere él o en lo que quieren tus padres. ¿Qué quieres tú?

sábado, 1 de octubre de 2011






-- Es que todavía estoy aprendiendo de esta cosa y…
-- ¿Esta 
cosa? Oh, bien. Entiendo. Tú crees que esto no tiene nada qué ver contigo. Vas a tu clóset y escoges, no sé, ese suéter viejo de color azul, por ejemplo porque quieres decirle al mundo que te respetas demasiado como para interesarte por lo que usas. Pero lo que no sabes es que ese suéter no es sólo azul. No es turquesa. No es azul ultramar. Es en realidad, cerúleo. Y además te despreocupas del hecho de que en 2002 Oscar de la Renta hizo una colección de vestidos cerúleos. Y luego creo que fue Yves Saint Laurent, si no me equivoco el que hizo chaquetas militares cerúleas. Creo que necesitamos una chaqueta aquí. Luego, el cerúleo apareció rápidamente en las colecciones de ocho diseñadores. Y después se fue filtrando en las tiendas departamentales para luego ir a parar a un trágico Casual Corner donde tú, sin dudas, lo sacaste de un canasto de liquidación. No obstante, ese azul representa millones de dólares e incontables empleos y es algo cómico que pienses que tomaste una decisión que te exime de la industria de la moda cuando de hecho, estás usando un suéter seleccionado para ti por la gente de esta sala. Entre un montón de cosas.